28 de noviembre, 2020
Actualidad

Higiene Secular

26 de mayo, 2020

En épocas de higienismo extremo, de barbijos de alta costura, del miedo en cuentagotas regido por curvas de gráficas estadísticas. Coincidentemente se expone una muestra de una de las caras del Estado Batllista en esa materia, el deporte como disciplinador de los cuerpos y catalizador de las mentes.

“Testigo de la cultura física. Archivo Fotográfico de la Comisión Nacional de Educación Física (1914 – 1958)”, es el título que presenta ochenta fotografías, seleccionadas de un archivo de veinte mil tomadas entre 1914 y 1958. El registro fotográfico fue hecho por Rómulo Rossi (entre 1915 y 1916), José Tato Lorenzo, entre (1917 y 1957), y Carlos Rodríguez (1957-1958). La exhibición ya en su última semana está en la fotogalería del Parque Rodó del CdF.

Al ver que la exposición es de tres fotógrafos, lo primero que me interpela es el singular del título “Testigo”. Entendí luego que el testigo es el archivo generado, tras la construcción del mismo están las miradas de hombres ya muertos, hoy vueltas a la vida. La exposición es impactante por varios motivos que paso a contar.

El tiempo le da valor a ciertos documentos, así pasa con la fotografía.  Asimilar que estamos viendo a la sociedad urbana montevideana de un siglo atrás ya es impactante, rostros, indumentaria y vestimenta, los cuerpos que nos llevan a pensar en estereotipos canónicos que trascienden los siglos. Ya en Grecia encontramos vasijas que datan del 525 a. C. pintadas con corredores de los Juegos Olímpicos, en las que la tensión abdominal y la potencia de los cuádriceps se repiten.

La exposición se abre con una cruzada dinámica de José Batlle y Ordoñez acompañado de un par de lugartenientes de la cnef (Comisión Nacional de Educación Física) que cruzan en diagonal un campo yermo, documentado por José Tato Lorenzo, el campo será la actual Pista Oficial de Atletismo, la fotografía es del seis de junio de 1917.

Inmediatamente a mi memoria vino una fotografía de August Sanders, “Young Farmers”, de 1914, casi opuesta a la antes mencionada, estática, simplemente coincide en la extrañeza que producen los hombres de traje en un campo enlodado.

En el caso de la fotografía de José Tato Lorenzo, la composición es más dinámica, tres caballeros de trajes negros (uno con sobretodo, por supuesto) y uno con traje gris adelantado, como lo haría un técnico responsable de una futura obra, cruzan el campo mirando hacia abajo, el campo por construir que matrizará la civilización a través del deporte.

Luego de las primeras fotos de contexto y carácter más institucional la muestra se abre paso con un retrato en vertical de Isabelino Gradín, tomada en 1918 por  Lorenzo, registra al héroe que ganaría el campeonato uruguayo junto a Peñarol ese mismo año.

Es probablemente el retrato más cercano de la exposición, con el cuadro más cerrado, desde abajo el fotógrafo mira y recorta un plano americano, enalteciendo así la esquiva mirada de Isabelino. Tras la primera impresión mi  mirada baja hacia su cintura marcada con una hebilla típica de platería criolla, que a los ojos de hoy y junto a la indumentaria deportiva se hacen por lo menos inverosímil.

La exposición abarca con gran amplitud muchas disciplinas deportivas, nos cruzaremos con una impactante lucha greco – romana en un ring improvisado, que estimula a una gran multitud en la sede Sede de la S. G. L’Avenir  en 1920, fotografía de Lorenzo. Cual combate de gallos, la multitud apasionada observa la llave o el abrazo (casi erótico) con el que sujeta un luchador al otro, maravillados vamos a encontrar a niños, y si vamos nuevamente al detalle de indumentaria es imperdible el de las medias con portaligas del luchador que domina.

Cuando pienso en los objetivos de la apuesta batllista al deporte y el peso que se le dio al registro de ellos en nuestro país, pienso, ¿se habrá hecho una exposición en aquella época? parte de ese registro y su forma en particular de documentarlo, enaltecer el espíritu deportivo como parte fundante de esa sociedad urbana sana y competitiva, harían creer que sí, aunque desconozco si sucedió.

Finalmente me detengo en otra fotografía, Saltos ornamentales desde el pabellón flotante de la cnef en la  Bahía de Montevideo del año 1920, también de Lorenzo. Aquí y en otras vinculadas a la práctica de la calistenia, con los niños en formación, mi memoria salta a la fotografía de Leni Riefenstahl, pero aún no estaba en eso la joven Leni, pasarían aún quince años hasta su “Triunfo de la voluntad” y “Olimpya”.

La selección maravilla por la variedad de disciplinas, la calidad fotográfica y el valor documental.  A niveles técnicos, es realmente impactante el registro, si pensamos en los límites de las cámaras respecto a las de hoy. Evidentemente los fotógrafos contaban con un nivel de concentración y de pericia admirables, como si no bastase, hay una fuerte impronta a niveles compositivos en cada fotografía, lo que hace de una muestra de “género”, la fotografía deportiva, una muestra de obras de arte sin lugar a dudas.

Texto: Julio Pereira
Armado de nota: Gabriela Rufener

Fotos del Centro de Fotografía de Montevideo.
Portada: Salto alto con trampolín. A la izquierda: Elbia Cardozo de Vargas. Plaza de Deportes n.º 2. Goes, Montevideo. Año 1920 (aprox.). (Autor: José Tato Lorenzo/cnef).

Visita de miembros de la cnef a las obras de construcción realizadas en el predio de la actual Pista Oficial de Atletismo. El tercero desde la izquierda es José Batlle y Ordoñez. 6 de junio de 1917. (Autor: José Tato Lorenzo/cnef)

Isabelino Gradín. Field Oficial del Gran Parque Pereira. Año 1918. (Autor: Autor: José Tato Lorenzo/cnef).

Combate de lucha greco-romana. Sede de la S. G. L’Avenir. Calle Queguay (posteriormente Río Branco). Año 1920 (aprox.). (Autor: José Tato Lorenzo/cnef).

Equipo infantil de básquetbol Sayago. Plaza de Deportes n.º 8. Cerro, Montevideo. Año 1929. (Autor: José Tato Lorenzo/cnef).

Exhibición de alumnos de boxeo en el marco del Día de la Educación Física. Gimnasio Universitario. A la derecha: Liberto Comey. 26 de octubre de 1945. (Autor: José Tato Lorenzo/cnef).

Partido de tenis. Plaza de Deportes n.º 3. Parque Urbano (posteriormente Rodó). Año 1916. (Autor: Rómulo Rossi (h)/cnef).

Amador Franco realizando demostración de maniobras de reanimación del método Holgen Nielsen. Escollera Sarandí. Enero-marzo de 1925. (Autor: José Tato Lorenzo/cnef).

Remeros del cuarto con timonel del Montevideo Rowing Club. Puerto de Montevideo. Año 1926. (Autor: José Tato Lorenzo/cnef).

Saltos ornamentales desde el pabellón flotante de la cnef. Bahía de Montevideo. Año 1920 (aprox). (Foto: 00530FSND – Autor: José Tato Lorenzo/cnef).

Clase de natación estilo crol. Piscina de Trouville. 4 de febrero de 1939. (Autor: José Tato Lorenzo/cnef).

Prueba femenina de vallas en el marco de del III Campeonato Universitario de Atletismo. Pista Oficial de Atletismo. Parque Batlle y Ordóñez. 26-28 de setiembre de 1944. (Autor: José Tato Lorenzo/cnef).




0