15 de diciembre, 2018
Actualidad

Homenaje a Anna Atkins

3 de diciembre, 2018

¨ANNA ATKINS Botánica, ilustradora, nacida en Inglaterra en 1799, es considerada la primera mujer fotógrafa. Previo a Talbot realiza y publica un libro “ilustrado” exclusivamente con imágenes fotográficas. En 1843, comienza a producir “Photographs of British Algae: Cyanotype Impressions” el primer libro copiado por contacto fotográfico. Hoy, 175 años después, le rendimos un merecido homenaje a su emblemático proyecto, que fusiona la ciencia y el arte.¨

1 – ¿Por qué un homenaje a Anna Atkins?

Es súmamente necesario que se conozca la historia. La memoria se cose con retazos de ideas y éstas siempre están atadas a las posturas filosóficas, políticas y a los paradigmas culturales. Si bien se reduce a un homenaje personal, detrás de ese discurso visual está siendo homenajeada la Fotografía en su integridad, desde su génesis, sus actrices y actores principales, algunas/os en la sombra de las publicaciones historiográficas.

2 – ¿Cómo surge la idea de este proyecto?

Desde nuestro curso Producción Gráfica 2D, una materia escondida en la vasta currícula de la LDCV (UDELAR) planteamos como eje temático anual la sensibilización sobre la problemática de género. En este proyecto puntual hacemos hincapié en el protagonismo de las y los personajes en “una” Historia acuñada desde quienes la escriben, apartados por veces de la relación del objeto de estudio con la experiencia trasmitida. Luego de algunos años investigando sobre procesos históricos, llamados hoy alternativos, hacia la búsqueda de la experiencia fotográfica relacionada a la materialidad y la creación estético-plástica, maridamos esta técnica alquímica con el mensaje deseado y encontramos un camino comunicacional perfecto para nuestro objetivo.

La Cianotipia surge a mediados del SXIX ( 1842-Sr. John Herschel) como parte de investigaciones físico-químicas, sin saberse protagonista hoy, de algunas de las páginas más importantes en la historia de la fotografía, menos aún que sería un instrumento más de reflexión para el arte y otras prácticas contemporáneas.

3 – ¿Cuántas personas colaboraron?

Es importante recalcar el concepto de “colaboración”, dado que se concibe y se produce en equipo, donde cada parte es vital hacia la otra. La propia definición de “proceso” explicita este mecanismo proyectual. Puntualmente estimo que fueron unas 170 personas, distribuidas entre estudiantes cursantes, docentes honorarios, adjuntos, ayudantes, colegas y empresas de servicios.

4 – ¿Qué tipo de producción requiere algo como esto?

Una de las grandes dificultades fue la organización y logística del proyecto. Por ser una pieza química y experimental, dadas sus condiciones de escala y soporte, supuso de mucho pienso, donde poco o nada podía fallar en partes escencialmente vitales del proceso. El proyecto consumió un mes de trabajo para el equipo docente y 3 jornadas para los estudiantes y colaboradores.

5 – ¿Tuvieron algún tipo de apoyo?

El apoyo moral  y la mano de obra nunca falta, así somos los/as Uruguayos/as… de dar aliento y meter el cuerpo. La exhibición, cuestión fundamental del proyecto, se cedió por parte de Decanato FADU en el mismo Hall de la Facultad y posiblemente en un futuro en la fachada del CDF. En la cuestión económica es bastante más complicado de por sí, sumado a que ser parte de un curso de la Udelar incrementa la burocracia desde y hacia otros organismos públicos. La interacción con privados aún no se “aceita” del todo en la Udelar, aunque hay avances. Si bien cada uno de los públicos y privados hicieron fuerza para que llegáramos a nuestro objetivo, la ayuda material fue dada por dos empresas comerciales en los rubros de barraca y andamios (Paraná, Inox). El resto de los recursos fueron pagados por colecta interna (estudiantes y docentes).

6 – ¿De toda esta experiencia, qué parte destacás como algo positivo y qué parte como algo a ajustar o cambiar?

Todo es positivo. Porque lo que sale no tan bien es donde se acentúa el aprendizaje. Por estas experiencias es que somos docentes, nuestro rol no es el del artista y su mochila ni el de la empresa publicitando su producto.

7 – ¿Cómo se maneja un proyecto XL y porqué decidieron hacer esto a ese tamaño?

Todo apunta y demuestra al ingrediente principal que es la pasión. Ayuda también un poco de tenacidad, terquedad y mucha, mucha confianza. Es grande en relación a nosotros y también es grande colocada en el Hall de la FADU, pero sobre todo es desmedidamente grande para ser una copia química producida por 160 estudiantes. Decidimos sustituir 160 entregas de carpeta, dejar de lado las evaluaciones individuales (e individualistas), para conformar un gran equipo, un gran proyecto, una gran reflexión y sin dudas una experiencia única para muchos de nosotros.

Texto Introductorio y fotos: Darío Invernizzi/Producción Gráfica 2D
Entrevista: Gabriela Rufener

0