17 de julio, 2018
Fotolibros

El primer libro de fotografías

9 de mayo, 2016

Anna Atkins, inglesa 1799- 1871, es considerada la primer fotógrafa de la historia y la primer persona en publicar un libro ilustrado exclusivamente con imágenes fotográficas.

De profesión botánica, Anna Atkins, comenzó a hacer copias de su colección de plantas. Generó, a través del proceso de cianotipo, un muestrario de su estudio sobre plantas.
El proceso de Cianatipo consistía en recubrir el papel con una mezcla de dos compuestos –citrato de amonio y hierro y ferrocianuro de potasio- y exponerlo al sol, obteniendo un resultado muy llamativo: una fotografía de color azul turquesa.

En 1843 auto publicó su primera colección de fotogramas sobre algas: Photographs of British Algae: Cyanotype Impressions. En este libro los textos estaban escritos a mano y tuvo un reducido número de copias.

Este es considerado el primer libro de fotografías de la historia. En la introducción del libro, Anna Atkins, explica que le era muy dificultoso dibujar las distintas especies de algas y es por ello que recurrió a la técnica del cianotipo. Fue una revolución en cuanto a ilustrar libros se refiere.

Ella lo explica claramente: La dificultad para hacer dibujos precisos de objetos tan diminutos como los son muchas de las algas me ha inducido a valerme del hermoso proceso del cianotipo – creado por Sir John Herschel – para obtener impresiones de las plantas, las que tengo el gusto de ofrecer a mis amigos botánicos. Octubre 1843.

Atkins integraba la Sociedad Botánica de Londres la cual era de las pocas en aceptar mujeres entres sus integrantes. Su padre fue quien le proporcionó una formación científica poco frecuente para la época. Esta botánica y escritora tiene entre sus obras: The perlis of fashion, The Colonel, A story of fashionable life, Memoir of Jc. children, Murder will out. A story of real life, A page from the peerage. Sin duda su obra maestra es Photographs of British Algae: Cyanotype Impressions.

Actualmente existen solo diecisiete ejemplares de este libro de fotografías y algunos de ellos con un valor superior a 30.000 euros cada uno. Su trabajo fue el primero en utilizar imágenes de la forma más objetiva posible, traspasando el área científica y logrando ser un aporte a las artes.

Cecilia Rivero