18 de noviembre, 2017
Entrevistas

Roberto Schettini

22 de abril, 2016

1 – ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo de la fotografía?
Mi inicio en fotografía se debió a que iba a ser padre. La llegada de mi primer hijo me trajo deseos de registro, de conservarlo todo de ese momento mágico que estaba viviendo. Luego, esto marcó mi pasar por lo que en ese momento ni soñaba, la fotografía se transformó en la actividad central de mi vida.

2 – ¿En qué trabajás? (para ganar dinero)
Hace un tiempo que no hago fotografía profesionalmente. He realizado docencia, y sigo haciéndolo como actividad principal. Estoy jubilado, y eso me deja mas tiempo para estudiar y prepararme mejor para esa actividad que es la que me nutre y gratifica.

3 – ¿Qué opinás de la fotografía hoy día en Latinoamérica?
En Latinoamérica tenemos fotógrafos extraordinarios, de los que soy admirador permanente. No se si hablar de una fotografía latinoamericana está bien, cada vez me suena mas grandilocuente. Pero eso es otra historia.

4 – ¿Cómo ves a la fotografía en diez años?
Imposible pronosticar la fotografía desde el punto de vista técnico. De lo que importa de la fotografía hoy, de la imagen comunicativa, creo que las exigencias del receptor se van a hacer cada vez mayores, lo que nos obligará a los creadores de las mismas a esforzarnos y mejorar nuestro discurso visual.

5 – ¿Cómo fue armar una muestra y un libro a la vez, hablando de tu proyecto De un momento a otro y qué significó para vos armar un trabajo de tantos años?.
De un momento a otro fue el trabajo más importante que he realizado. Las dos muestras, la del 2004 y la del 2015 fueron experiencias únicas en mi vida, y me dejaron mas enseñanzas que ningún curso o taller que pueda realizar. Desde la planificación de la muestra, la camaradería de trabajo con Analía Piscitelli, la minuciosa realización y el montaje, el aprendizaje permanente fue la constante. El libro catálogo de la muestra trajo todo lo gráfico y el ordenamiento visual diferente que exige un libro. En eso también Camilo, mi hijo fue decisivo, otro aprendizaje mayor. Resumo lo dicho, la mejor experiencia en fotografía en mi vida.

6 – ¿Cómo es tu proceso creativo ante un proyecto fotográfico?
Rara vez he planificado mucho un proyecto, sólo creo que por encargo lo he realizado. Mi forma de producción es constante, yo fotografío de todo y casi siempre. Luego, con el tiempo, y despacio va apareciendo el motivo por el que he realizado ciertas tomas. A partir de ahí me planifico, ordeno y completo la idea que descubro. Nunca se exactamente donde me van a llevar las fotos que saco, algunas me aburren al verlas, otras las redescubro y otras no tienen sentido inicialmente. Igual, guardo todo, siempre estoy mirando archivo también.

7 – ¿Actualmente estás trabajando en algún proyecto nuevo?
Casi queda contestada con el punto anterior, pero sí estoy armando algunas cosas.

8 – ¿Qué es para vos una buena foto?
No hay una foto que me parezca muy buena si no me emociona de alguna manera. Tiene que ser emotivo, alegrarme, preocuparme, enojarme, enamorarme. Si una foto solo me hace pensar en algo me aburre un poco. Queda claro que para mi la comunicación visual pasa primero por lo emotivo y luego por lo racional.

9 – ¿Qué le recomendarías a los nuevos fotógrafos?
Experimentar todo. Estudiar mucho, pero sacar mucho más. Mantener la llama viva, siempre la inquietud por el conocer en el mejor sentido de información experimentada, no ser tan solo receptores, cuestionarlo todo y probarlo. Y que no se apuren, la paciencia es la virtud mas escasa actualmente y en mi experiencia, la que mejor resultado da.

10 – Recomendanos una película, un plato de comida, un libro, un fotógrafo…
Todas estas selecciones son difíciles porque hay que elegir uno y se puede pensar que es el mejor. Solo es la o el que me acuerdo ahora y que pienso para algún fotógrafo.
Libro: Mr. Gwyn de Alessandro Baricco.
Película: The Fall de Tarsem Singh.
Fotógrafo: André Kertesz.
Comida: Ufff!, buena pasta seca con salsa simple tomate ajo y albahaca.

www.robertoschettini.com