19 de septiembre, 2017
Entrevistas

Magela Ferrero

19 de mayo, 2016

¨Lo que no se ve, es mucho más grande que lo que se ve.¨

Magela Ferrero nació en Montevideo en el año 1966. Es artista visual, escritora y cantante, entre otras varias cosas más. Sus estudios de fotografía los hizo con Diana Mines en el año 1987. Trabajó en medios como El Observador, Revista Tres y Riesgopaís. Es la realizadora de la foto fija de las películas El viaje hacia el mar y Whisky. Expuso su trabajo en muchas oportunidades y fue representante de Uruguay en la Bienal de Venecia del año 2011.

1 – ¿ Cómo fueron tus inicios en la fotografía?
Para mi los inicios están unidos a los descubrimientos.
Algo se inicia cuando una cosa, asunto, ser animado o inerte sobre lo que no habíamos posado la atención comienza a ser en nosotros, y eso ocurre cuando nos afectivizamos frente a alguna de esas existencias.
Mi padre sacaba fotos con mucho entusiasmo siendo yo una niña y recuerdo que en algún momento pude percibir que esa actividad tenía un efecto particular, hoy diría determinante, en su relación con él mismo. Fue en uno de esos momentos cuando me inicié en la fotografía: alguna de las veces en que mi padre me puso delante de su objetivo y tuve la sensación de que ese momento tanto detenía como eternizaba el tiempo; mi padre dejaba de ser mi padre y yo no lo veía a él ni a nadie, pues quedaba frente a mi, como si en ese instante fuéramos otros y al mismo tiempo más nosotros que en ninguno de los otros momentos.

2 – ¿En qué trabajás (para ganar dinero)?
Hago diversos trabajos. lo más frecuente es tomar fotografías en eventos sociales, como casamientos, cumpleaños o fiestas de diversa índole.
También trabajo como fotógrafa para empresas, como reportera freelance en revistas, cada tanto hago foto fija y cada tanto trabajo haciendo cámara en documentales y otros registros audiovisuales. He recibido dinero reiteradas veces por ser jurado de diferentes premios y fondos para la fotografía y las artes plásticas. También me han pagado por algunos textos, por ofrecer algunas conferencias, me han pagado por cantar, por cocinar e incluso me han pagado por limpiar. Este año también tendré un ingreso por un par de talleres, uno de fotografía que ofreceremos con Magdalena GutiÉrrez y otro de escritura biográfica que ofreceré a riesgo personal.

3 – ¿Qué opinás de la fotografía hoy día en Latinoamérica?
A mi me parece que existen diferentes actitudes ante el acto fotográfico, diversas maneras de abordar la realidad y diversas maneras de abordar la ficción.
Creo que en América Latina hay desde hace mucho tiempo una corriente documentalista sensible, con una cierta singularidad plástica y compromiso ético que se mantiene y ofrece al resto de los pueblos un material valiosísimo para asumir mundos paralelos, sub mundos, supra mundos y no mundos con los que convivimos y que de no ser por la narrativa gráfica son o serían difíciles de concientizar. Creo que hoy en día esa sigue siendo la cualidad que más me estimula y destaco de la fotografía en latinoamérica, pues por otro lado siento que como siempre pero cada día con mas consistencia, la fotografía es un territorio en sí mismo y por tanto existe dentro de su universo, aquello que llamamos norte y aquello que llamamos sur. Existe en ella misma el compromiso y la frivolidad, el desarrollo y la pobreza y unas u otra de esas expresiones humanas es poco posible asignarlas, ni siquiera en una generalización, a geografía alguna.

4 – ¿Cómo ves la fotografía en 10 años?
A mi me parece que la fotografía es una experiencia humana, el resultado de una búsqueda, una necesidad expresiva, social. Siempre lo fue y siempre lo será.
Los soportes serán innovados, los dispositivos serán unos masificados, otros elitizados y otros extintos según dancen los mercados, pero la fotografía en si misma siempre consistirá en el deseo y los actos consecuentes con ese deseo, de capturar un imagen que nos represente con la ilusión de conservar lo que desearíamos permaneciera eternamente vivo a través de ella.

5 – ¿Qué rol cumple la fotografía en tu obra?
La fotografía para mi es una fuente de conocimiento. he aprendido y sigo aprendiendo a través de mi vínculo con ella. Cumple el rol de un amor. Me acompañó, me dio amigos, amores y trabajo. Me hizo viajar, me hizo crecer y me hizo agradecida. La fotografía en mi vida, que es mi obra, cumple el rol del súper héroe que salva a un desconocido como si fuera alguien con un sentido particular.

6 – ¿Cómo es tu proceso creativo ante un proyecto fotográfico?
El primer paso es siempre un examen de conciencia, una introspección. me enfrento a mi hasta lograr sentir o atisbar, cual sería el sentido de hacer, mostrar o decir qué cosa y cómo. Luego uso esos apuntes, pues generalmente ese trabajo es ayudado por la escritura, la lectura, conversaciones y derivas, y comienzo a asignarle a todo eso imágenes. Llega un momento en el cual para mi las imágenes coinciden con los conceptos y es a partir de ese momento que comienzo a trabajar en la producción de esas imágenes. producir las imágenes es una combinación de recursos materiales, espirituales y afectivos.

7 – ¿Actualmente estás trabajando en algún proyecto nuevo?
Sí. Me preparo para llevar adelante un taller en el cual re escribiré junto a personas que aún no conozco nuestras biografías. Por otro lado estoy aprendiendo las técnicas del enmarcado de obras y por otro lado inicié la pre producción de una guía de las horas en las cuales hay sol en las plazas de Montevideo.

8 – ¿Qué es para vos una ¨buena¨ foto?
Una buena foto es aquella que uno no pudo evitar mostrar y por la cual puede responder, en el caso de que la foto haya sido tomada por uno mismo y una buena foto es también aquella que nos conmueve casi sin que lo podamos evitar, en el caso de que haya sido tomada por el otro.

9 – ¿Qué le recomendarías a los nuevos fotógrafos?
Que sean nuevos siempre, ante ellos sobre todo. Y propondría como noción de lo que sería para mi el ser nuevos siempre, una mezcla de seguir siendo los que fuimos el día del descubrimiento con emigrar de algo que casi contemporáneamente al descubrimiento, querríamos ser. Creo que no podemos permanecer ni en la completa inocencia ni en la completa sabiduría pues saber involucra ignorar y crear algo exige el vacío de todo.
También recomendaría permanentes ejercicios espirituales para mantener en un lugar manejable la ambición, los celos, la ansiedad y el ego.

10 – Recomendanos una película, un plato de comida, un libro, un fotógrafo…

Una película:
El sacrificio de Tarkowski
E.T. de Spielberg
Barry lyndon de Kubrick
Roma de Fellini
Hiroshima de Stoll
La vida útil de Veiroj

Un plato de comida:
Ensalada de rúcula con peras y panceta
Helado de maracuyá sin azúcar de Las Delicias
Guiso de lentejas con jengibre
Torta de naranja
Gefilte fish al horno
Espaguetis

Un libro:
Las confesiones de San Agustín
Poemas de amor de Idea Vilariño
Sobre la fotografia de Susan Sontag
Poesía vertical de Roberto Juarroz
Acorn de Yoko Ono
El tratado de la pintura de Leonardo da Vinci

Un fotógrafo:
Felix Nadar
Lee Friedlander
Alvaro Zinno
Annie Leivobitz
Analía Polio
Diane Arbus

Fotos: Gabriela Rufener

0